#OneLenze #OneTeam

Aunque somos una empresa internacional, en nuestro día a día laboral y en el trato de unos con otros se sigue percibiendo un elemento familiar. Esto incluye asumir responsabilidades y ejercer la actividad como si Lenze fuera la empresa propia. Esto es justamente lo que afirman los principios de la empresa, que se formularon para Lenze en la década de 1990 bajo la dirección del Dr. Rolf Herbert y que todavía hoy perduran:

«Necesitamos más que nunca empleados que piensen más allá de sus propias tareas, hombres y mujeres que desarrollen una iniciativa propia y que apoyen los objetivos de la empresa conociendo su contexto. Solo así podremos garantizar y seguir consolidando nuestra competitividad a largo plazo».

Nuestro entorno es dinámico y global. Al mismo tiempo, nuestros empleados tienen una antigüedad media de 20 años en Lenze. Con muchos de nuestros compañeros hemos podido celebrar incluso su 40 o 50 aniversario. Esto también es sinónimo de una cultura empresarial intacta con empleados satisfechos que siguen creciendo y aprendiendo, y todo en la misma empresa a lo largo de muchos años.

El trabajo en Lenze es internacional. Por eso nos encanta que cada vez más empleados internacionales encuentren su carrera profesional en la familia Lenze y que enriquezcan nuestra empresa con su bagaje de experiencia. Y es que, a fin de cuentas, es la mezcla de empleados antiguos y nuevas incorporaciones de todo el mundo lo que caracteriza el ambiente en Lenze y convierte nuestra empresa en un empleador estimado para las personas que quieren construir algo.

Red internacional

También esto forma parte de nuestra estrategia 2020+: facilitar e intensificar la interconexión de nuestros empleados. Al fin y al cabo, estamos representados en más de 60 países de todo el mundo con nuestros más de 4000 empleados comprometidos, con empresas de distribución, centros de I+D, plantas de producción y centros de logística propios. En este sentido, es muy importante fomentar la colaboración entre los equipos y satisfacer los requisitos técnicos necesarios para ello.

Además, promovemos el intercambio intercultural mediante un programa de intercambio interno para empleados de Lenze y nuestro programa de prácticas internacional para ingenieros cualificados, el Automation Camp. Asimismo, colaboramos con universidades de Alemania y de todo el mundo, como, por ejemplo, en Estados Unidos y en Suiza.

Empleador galardonado

Estamos orgullosos de recibir premios regularmente por nuestra política de personal. Para nosotros, los premios como «Top Employer» o «Best place to learn» constituyen sobre todo un aliciente para hacerlo mejor que otras empresas también en el futuro y no perder el rumbo. No obstante, mucho más importante que estos prestigiosos premios son para nosotros los empleados satisfechos, que se consideran parte de la familia Lenze y que llevan décadas construyendo el éxito de la empresa. Ya sean de la planta de tienda, del equipo de ventas, del departamento de compras globales o ingenieros de aplicaciones, todos los empleados encuentran en Lenze una profesión que se ajusta a ellos y con la que pueden crecer. Los numerosos aniversarios de antigüedad en la empresa, entre otras cosas, demuestran que Lenze no es un «Top Employer» solo sobre el papel.

Cultura empresarial con conciencia familiar

La conciliación del trabajo y la vida privada a menudo supone todo un reto. La cultura empresarial con conciencia familiar de Lenze ayuda a los empleados a conciliar la vida laboral y la familiar. Tenemos en cuenta los diferentes requisitos de los países en los que ejercemos nuestra actividad. Durante la baja maternal/paternal, mantenemos un estrecho contacto y seguimos integrando a los empleados, por ejemplo, en los programas de formación continua de la empresa. En el momento de la reincorporación, ofrecemos varias soluciones, como horarios flexibles, trabajo compartido o la opción de trabajar desde casa. También ayudamos a los empleados cuando necesitan hacerse cargo de sus hijos en momentos puntuales y con la facilitación general de atención infantil.

más información

Juntos nos mantenemos en forma.

En Lenze estamos convencidos de que la salud y la motivación son la base del rendimiento. Nuestro objetivo es conseguir condiciones marco para una organización del trabajo que fomente la salud y la motivación con ayuda de la gestión de salud de la empresa. Ayudamos a nuestros empleados a superar las exigencias crecientes en el ámbito competitivo internacional.

En cada país hay diferentes ofertas. En la sede central de Hamelín, por ejemplo, ofrecemos varios grupos deportivos, como Dragon Boat, fútbol o running. Además, hay fruta gratis para los empleados en la cantina y se organizan días dedicados a la salud, sesiones de asesoramiento y exámenes de medicina laboral, así como cursos de salud y fitness en colaboración con gimnasios de la zona.